“La historia de la ciencia en la enseñanza es más necesaria que nunca”. Carmen Magallón cierra las XV Jornadas HCiE-SCHCT

El 17 y 18 de noviembre se celebró en la sede del Institut d’Estudis Catalans, en Barcelona, la XV Jornada sobre la Història de la Ciència i l’Ensenyament (HCiE) Antoni Quintana Marí organizada por la Societat Catalana d’Història de la Ciència i de la Tècnica (SCHCT). Un foro que durante la tarde del viernes y la mañana de sábado reunió a historiadores de la ciencia, investigadores en didáctica de las ciencias y docentes de Educación Secundaria interesados en compartir sus experiencias de aula y resultados de sus investigaciones. Las jornadas estuvieron organizadas en torno a tres cuestiones temáticas centrales: la historia de las ciencias y la educación científica,  la inmersión de la historia de la ciencia en el aula y la cuestión ciencia y genero.

Captura de pantalla 2017-11-20 a las 14.23.20

En la sesión dedicada a historia de las ciencias y educación científica fueron presentados distintos trabajos que pusieron de manifiesto la riqueza de la historia de las matemáticas, de la medicina o de la química para la enseñanza actual de las ciencias a través de diversas temáticas como la obra de Benito Bails, presentada por Domingo Martínez, las ideas de Fourcroy para la enseñanza de la química en la Francia post-revolucionaria, presentadas por Pere Grapí o el papel del juramento hipocrático en la formación actual de los médicos, abordado por Mia Menéndez. Temáticas que ilustran cómo la educación científica actual puede valerse de la investigación histórica para su mejora, tanto para la reflexión docente, como para el ejercicio de la docencia en ciencias. En esta línea, Josep María Pons abordó cómo las TIC pueden ayudar a la enseñanza de las ciencias y de la tecnología, apuntando cómo las herramientas digitales pueden permitir acercar cuestiones históricas al alumnado joven, ampliamente familiarizado con el mundo digital.

Captura de pantalla 2017-11-20 a las 14.27.38
Carmel Ferragud, Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero. 

Las sesiones dedicadas a la inmersión de la historia de la ciencia en el aula abordaron distintas iniciativas encaminadas a facilitar estrategias de enseñanza-aprendizaje de la ciencia basadas en la historia de la ciencia, ilustrando así su enorme potencial pedagógico. El viaje del Beagle y la aventura de Darwin, de Agustí Camós; los métodos de resolución numérica de ecuaciones del siglo XVI y su aplicación en las aulas de Secundaria, por Antonio Linero, Pedro José Herrero y Antonio Mellado; algunos experimentos de la Física Cuántica de interés histórico y educativo, por Enric Pérez; la aproximación histórica para la enseñanza actual del cálculo diferencial, por Joaquim Berenguer y por Sandra Bella y Mònica Blanco o para el aprendizaje de las identidades notables, por David Virgili, pusieron de manifiesto el papel destacado de la historia de la ciencia no solo como objeto de enseñanza en el marco educativo, sino como herramienta didáctica, facilitadora de aprendizajes de ciencia y sobre la ciencia. En esta línea, el trabajo de Luis Moreno y M. Araceli Calvo apuntó los aprendizajes y utilidades didáctica de la historia de la química en el marco LOE (2007-2016) a través del estudio del currículo y de los libro de texto, señalando la importancia de comunicar historia y didáctica de las ciencias, dada la brecha existente entre historia de la ciencia académica e historia de la ciencia en contextos divulgativos y educativos. Brecha, ilustrada por los investigadores a través de ítems específicos de la historia de la química, que lleva a la imperiosa necesidad de diseñar estrategias que faciliten la incorporación de perspectivas y estudios de la historia de la ciencia a contextos educativos y divulgativos, algo a lo que el MOOC de Historia de la Ciencia de la Universitat de València, presentado por Carmel Ferragud, pretende contribuir.

Perspectivas y enfoques procedentes de la investigación histórica que estuvieron presentes en estas jornadas, como la necesidad de superar el eurocentrismo, a través de trabajos como los presentados por Carles Puig y Iolanda Guevara sobre la historia de la astronomía y de las matemáticas en la antigua India o la biografía de Saniha Amin Zaki, presentada por Mònica Rius; así como la importancia de llevar la cuestión ciencia-género desde la historia de la ciencia a las aulas. Dicha cuestión fue abordada en dos sesiones en las que varios trabajos dieron voz a mujeres en la historia de la ciencia, como Marie Fouquet, por Nuria Solsona; Dolors Aleu i Riera, por Maria Rosa Massa; Florence Nightingale, por Anne Maria Renom; Maria Gaetana Agnesi, por Elisenda Clèries o Clotidle Cerdà, por Antoni Roca. Asimismo, desde la didáctica de las ciencias también se ha subrayado la necesidad de visibilizar a las mujeres en ciencia, tal y como apuntaron Beatriz Cantero, quien abordó la presencia de la cuestión ciencia-género e historia de la ciencia en las revistas de didáctica de las ciencias experimentales entre 2005 y 2015; así como Mercè Izquierdo y Moira Costa, quienes subrayaron la necesidad de potenciar actividades didácticas teatralizadas encaminadas a abordar en las aulas el papel de las mujeres en la historia de la ciencia; apuntando el caso de Jane Marcet y sus Conversations on Chemistry.

Captura de pantalla 2017-11-20 a las 14.25.07
Carmen Margalló, Fundación Seminario de Investigación para la Paz.

Finalmente, las jornadas cerraron con la conferencia invitada de Carmen Magalló, quien abordó la importancia de una historia de la ciencia que atienda a cuestiones de género. En la línea apuntada por la historiadora de la ciencia Londa Scheibinger, de cuyos principales trabajos Margalló ofreció una amplia e interesante síntesis, se destacó la importancia de recuperar el nombre, la voz y los trabajos de las científicas cuyos nombres han sido olvidados en las narrativas históricas. Combatir el sesgo de “una ciencia de varones blancos occidentales de clase media” (en palabras de Scheibinger), incorporando la riqueza de la cuestión de género a la investigación histórica, a la enseñanza y a la propia actividad científica, es según Magalló, una tarea pendiente “para mejorar la ciencia, recuperar aspectos para la investigación y la docencia que nos estamos perdiendo“, ya que “el análisis de género tiene un enorme potencial creativo que puede promover otro tipo de investigaciones”, “investigaciones científicas que den respuesta a problemas sociales de género”.

En una de las sesiones de debate, Emma Sallent, presidenta de la SCHCT, planteó qué podemos hacer para reducir esa brecha entre historia y enseñanza de las ciencias. Si bien  no hay una única respuesta -ni una respuesta fácil- fomentar este tipo de jornadas se hace fundamental a fin de comunicar eficazmente los resultados de investigaciones históricas y didácticas sobre ciencia con la práctica docente. La sinergia de la colaboración entre historiadores de la ciencia, profesores de Educación Secundaria e investigadores en educación a través de estos foros o de iniciativas como el Premi Antoni Quintana Marí para trabajos de investigación histórica de estudiantes preuniversitarios, este año otorgado a Marc Piquer por su interesante trabajo sobre historia de las matemáticas y el número cero, permite seguir trabajando en la reducción de esta brecha ante la cual “la historia de la ciencia en la enseñanza es más necesaria que nunca”.

Texto de Luis Moreno Martínez. 

Crédito de las fotografías: Emma Sallent (@EmmaSallent).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s